GUIA PARA LA AUTO EXPLORACION DE LA MAMA
  
El 95% de los casos de cáncer de mama pueden ser curados, siempre y cuando se detecten a tiempo.
 
Los expertos recomiendan que comiences a explorar tus senos a partir de los 20 años de edad. Aunque es más frecuente que aparezcan anomalías entre los 40 y 65 años.
 
¿Porqué examinar tus senos?
 
Porque con la exploración aprenderás a conocer la estructura normal de tus senos y estarás capacitada para descubrir cualquier anomalía que pudiera aparecer.
 
 
¿Cada cuando debo examinarme?
 
Una vez al mes es lo recomendable, y debe ser una semana después de la menstruación, para que la congestión fisiológica a la que se encuentra sometida la mama por el estimulo hormonal haya desaparecido.
 
 
Si estas embarazada o no menstruas por alguna otra razón, elige un día fijo de cada mes para realizar la exploración.
 
Frente a un espejo observa tus senos primero con los brazos colgando hacia los lados, luego con las manos presionando la cintura y finalmente elevándolos por encima de la cabeza.

Observa tus senos para detectar:
- Diferencias entre una y otra mama
- Alteraciones en el tamaño y la forma
- Observa si la piel presenta ulceración o enrojecimiento en la mama, en la piel o en el pezón.
 
Acostada
* Levanta una mano y colócala detrás de tu cabeza y con la otra mano comienza la exploración.

En la misma posición debes realizar la palpación de la aureola y el pezón, presionando el pezón entre los dedos pulgar e índice. Observa si al presionar existe algún tipo de secreción.

También levanta el pezón junto a la aureola para comprobar si existe buena movilidad o adherencia.

¿ A quién debo acudir si detecto alguna anormalidad ?

 
Si sientes algún bulto o secreción debes acudir con un oncólogo para descartar que sea maligna.
 
Muchas veces se realizan mastografias y ultrasonidos de mala calidad o poco confiables; es por eso que debemos acudir con el experto.
 
 
Programa tu cita con nuestro oncólogo
Tel. 55 24 90 50
 

Powered by FerozoSite